¿QUÉ ES EL AUTOGAS GLP?




El AutoGas GLP (Gas Licuado de Petróleo) es una mezcla de butano y propano que en condiciones normales de presión y temperatura se encuentra en estado gaseoso. Para licuarlo, sólo es necesario someterlo a una leve presión, por lo que, tanto la seguridad como el transporte y almacenamiento, se realiza de una forma muy simple.

Es el tercer carburante más utilizado en automoción. Su uso permite alcanzar niveles de emisiones contaminantes muy reducidos, consiguiendo prácticamente los mismos rendimientos que con otros carburantes tradicionales, ya que tiene un gran poder energético, sin impurezas y a un precio que ronda el 50% de otros carburantes.

El AutoGas GLP tiene dos orígenes: el 60% de la producción se obtiene durante la extracción de gas natural y petróleo del suelo, y el 40% se genera durante el refino del petróleo.

El AutoGas GLP es un producto secundario, que en el pasado se eliminaba por venteo o por quema en antorcha, desperdiciándose el gran potencial que tiene como fuente energética.



DONDE REPOSTAR AUTOGAS

Consulta los puntos de suministro de GLP disponibles en el territorio español

El AutoGas GLP se comercializa en la Red de Estaciones de Servicio preparadas con surtidores de GLP de una manera similar a la de cualquier otro carburante tradicional, es decir, de una manera fácil y rápida.

Con el AutoGas, igual que pasa con otros carburantes, no es necesario esperar a que se acabe el combustible ni tener que llenar todo el depósito.

Generalmente se coloca un adaptador en el compartimento de la gasolina aunque también puede llevar la toma directa en el mismo lugar o en un lateral del vehículo por la que conectamos el boquerel de la Estación de servicio y una vez fijado, pulsamos el botón del surtidor para suministrar el AutoGas deseado.

Actualmente hay cerca de 400 puntos de suministro en España aunque las previsiones y proyectos de las diferentes petroleras es llegar a las 1000 estaciones de Servicio provistas con AutoGas GLP en el 2017.